Santa Cruz de Tenerife

Sendero, sí, pero no para la Virgen

La ruta construida junto a la autopista del Sur -entre Santa Cruz y Las Caletillas- sirve hoy para practicar deporte o como "velódromo" (al aire libre), pero no se emplea para ir a la fiesta de la Virgen.
El Día
21/ago/17 6:15 AM
Edición impresa
Sendero, sí, pero no para la Virgen

P eregrinar los dos días del año en los que se conmemora a la Patrona General del Archipiélago, la Virgen de Candelaria, debía ser casi un paseo. Al menos junto a un tramo importante de la autopista del Sur, entre Santa Cruz y la Villa Mariana. Para eso se construyó lo que formalmente se denomina Sendero del Peregrino. Ese espacio en forma de acera -que en muchos tramos hay que adivinar- construido al lado de la TF-1 en el que se invirtieron algo más de nueve millones de euros en un conjunto de actuaciones u obras complementaria de recuperación ambiental y paisajística de la autopista entre Santa Cruz de Tenerife y Arafo.

Hoy, tras tantos millones, con cierres obligados por su mal estado durante varios años, con intervenciones para corregir su situación general y puntual -hubo algunos lugares en los que las vallas no estaban bien ancladas y otros en los que la lluvia inundó de tierra, piedra y barro varios tramos- y con un trazado solo atractivo en su recorrido final, el Sendero del Peregrino es el circuito de muchos para la práctica deportiva y el "velódromo" de otros muchos.

Ver a alguien utilizando esta ruta para ir a Candelaria con motivo de las fiestas del 2 de febrero y del 15 de agosto es inusual. Esporádicamente, los hay que lo emplean el resto del año para ello (ayer, por ejemplo). Sin embargo, un colectivo quiere impulsar esta ruta como una de las esenciales para ello. "Lo tenemos difícil, porque hay mucho que hacer por las administraciones, pero lo intentaremos". Son anónimos y así quieren seguir, "por el momento".

El Sendero del Peregrino es una ruta peatonal y una obra que el Gobierno de Canarias publicitó argumentando que, "además de solucionar el tránsito de los peregrinos entre Santa Cruz y la Basílica de Candelaria, el sendero aumentará la permeabilidad territorial de zonas urbanas próximas a la vía, al conectar núcleos de población como Añaza, Costanera, Radazul, Tabaiba, Barranco Hondo y Las Caletillas, pudiendo considerarse, incluso como un camino de recreo".

Sus primeros cinco kilómetros nacen en la zona urbana de Ofra y Taco, desde la calle La Piconera, continuando por la avenida Nuevo Enlace Moraditas hasta la prolongación de la calle San Patricio, en el barrio de San Matías. Desde aquí, desciende hasta la rotonda del enlace de Añaza, cruza la autopista sobre las aceras del puente y llega al barrio por la vía de servicio. Cruza el pueblo y alcanza el aparcamiento de Acorán Norte. De aquí, hasta el enlace de La Campana, donde cruza la autopista por el puente siguiendo hasta el establecimiento situado en el enlace de Radazul. Desde ahí, hasta Las Caletillas el Sendero del Peregrino es una obra nueva.

Hoy está rodeado de rabo de gato (lo limpiaron entre los días 10 y 11), planta que también lo interrumpe en algún punto. Su estado general es aceptable, pero con escasísima o nula señalización, estrechamientos peligrosos para los peatones en varios puntos en los que comparten espacio con los vehículos, puntos en los que se interrumpe abruptamente... La obra se terminó hace ya casi un a década. ¿Para qué sirve?